Escribir por escribir
y seguir escribiendo.
Para ver si casualmente
sale algún poema bueno.
Es la voz de un alma escayolada
que se cayó sintiendo
y debe ir poco a poco
recuperando el movimiento.

Anuncios