¡Qué raro
cuando todo era esperable
pero nada era esperado!

¡Qué raro
cuando se nos muere alguien!

¡Qué raro
cuando se nos para el corazón
y seguimos respirando!

¡Qué raro
cuando olvidamos nuestra propia muerte
porque hay otra que nos hace más daño!

¡Qué raro cuando una persona sin más desaparece,
pero queda de ella con nosotros
—y hasta puede verse—
algo!

Anuncios

A la manera de Peribáñez

De mi cariño hacia ti
quiero que sea notario
por que confíes en mí
el siguiente abecedario:

Por la A yo te Amaré
por la B seré muy Bueno
y nuestro amor con la C
de Cariño estará lleno.

La D me hará Dedicarte
por la E a ti Eterno amor
y la F Fabricarte
para ti un mundo mejor.

Con la G me Gustaría
con H y con I pasar
Horas en tu compañía
e Infinitamente estar.

Con J mi alma te Jura
que Kilos de amor con K
tendrás con L seguro
Loca de amor como está.

Con M siempre Mimarte
fallarte Nunca con N
y con Ñ mi alma darte
todo el cariÑo que tiene.

Con O mi tiempo Ofrecerte
con P Para ti que sea
mi amor pues con Q es Quererte
lo que mi alma más desea.

Con R y S Recuerda
Siempre que con T Tú eres
la que hace que yo me pierda
si me dices que me quieres.

Con la U nuestra Vida Unamos
con V y fuerza de roble
y que unidos parezcamos
las uves de una W.

Que la X nunca eXtraviemos
Y Ya la Y (griega) prometa
que por siempre nos querremos
Y así Zanjar con la Z.

Soneto para mi candidatura de Hechos de talento

Si piensas que estoy hecho de talento,
y notas de mis versos la ternura,
si ves mis blogs reclamos de cultura
y crees que en mi función soy un portento.

Si no quieres tener remordimiento,
pasando de un lingüista de esta altura.
Si crees que no hay mejor candidatura…
¡No joas y vota!, que es solo un momento.

Mas vota solo si es verdad que sientes
que el mío es el mejor perfil que ves,
que luego igual ves otro y te arrepientes.

Solo cuando por fin seguro estés,
búscame entre otras caras sonrientes
en hechosdetalento.es

Amar es empezar a tener miedo.
Está claro.
Es que los días sin ti empiecen
a ser horriblemente largos.

Es descubrir que las horas
son distintas
según quién esté a nuestro lado.

Amar es empezar a sentir
agujetas en sentimientos olvidados,
en sentimientos que o ya no importan
o nunca nos importaron.

Amar es distraerse para mal.
Está claro.

Me conociste
en la peor época de mi vida,
en la que más ocupado estaba,
en la que menos tiempo tenía de vivir.

Me conociste en la peor época,
cuando menos sentimientos paseaban por mi mente,
cuando menos tiempo tenía
para ocuparme de ti.

Era la peor época de mi vida, sin duda,
la época en la que solo te escribía
lo que me daba tiempo a escribir.

Sí, no pude disfrutar contigo.
No di lo mejor de mí.
Parecía sin duda
la peor época de toda mi vida.
Y lo era probablemente.
Sí, lo era…
hasta que te perdí.

Cuando me quedé pensando
creías que pensaba en ti.

Y no pensaba en ti.
Creías que lo hacía,
pero no pensaba en ti.

No pensaba en ti
porque no piensa
quien tiene el corazón a flote.

No pensaba en ti
porque pensar en ti es poco
comparado con todo lo que quiero
hacer contigo.

No hay nada más terrible para mí
que un viaje.
Y entonces ahora pienso:
¿Para qué inventaron
los vuelos, las esperas,
las ganas de llegar muy lejos,
el ansia de llegar a conocer personas
que solo conoceré
porque quisieron ellos.
¡No más viajes, por favor!
Que voy sintiendo
que mi alma no da más de sí
en este mundo tan pequeño.