Qué más da que llevemos un tiempo sin vernos.
Nos estamos viendo ahora.
Podríamos inventarnos las historias que quisiéramos
para que el tiempo no pudiera abrir la boca.

Qué más da que no volvamos a vernos.
Nos estamos viendo ahora.
Tenemos en nuestras manos la oportunidad
de vivir una noche
que las abarque todas.

Qué más da que nos hayamos encontrado de casualidad.
Nos estamos viendo después de tantas cosas.
Ninguna de nuestras tristezas lo ha podido evitar.
Nos estamos viendo ahora.

Qué más da que el tiempo sea triste.
Nos estamos viendo ahora.
Ahora, como un rincón perdido
en el que el tiempo y la tristeza
nos han dejado a solas.

Anuncios