Ahora veo
que las cosas malas pueden pasar
sin tener por qué ser retrocesos del camino.

Ahora veo
que en la vida uno se puede equivocar,
que no está todo en manos del destino.

Ahora veo
que me he dejado llevar
y por eso era tan triste, pero fácil, el camino.

Anuncios