Era imposible.
Era como empezar un videojuego nuevo
otra vez.
Era imposible.
No había hueco.
Yo me había hecho ya
demasiado viejo.

Era imposible.
Aún sigo sin entenderlo.
Fue como el problema que después de muchas vueltas
con facilidad, sin saber cómo, se acaba resolviendo.
Como el mueble
que en giro extraño pasa por un minúsculo hueco.

De repente yo era joven
y los años se expandieron.
De repente empecé a jugar otra vez,
de repente nos queremos hace tiempo.
Y es imposible aún, pero ahora es cierto.
Eres lo poquito de posible que hay en todo lo imposible
y…
¡y te quiero!

IMG_20150722_184138

Anuncios