No puedo amarte. Tiene estas cosas la vida.
Cosas tan tristes como el tiempo.
Más tristes que las propias lágrimas,
tan tristes como las lágrimas que se lloran hacia dentro.
Son pequeñas cosas que nos hacen separarnos:
una fecha, un amor, una palabra, un momento.
Cosas tan estúpidas como una estrella
tapada por una nube en una noche de invierno,
tan estúpidas como que amándonos
no nos amemos,
tan estúpidas como el que pasa por el mundo
derrochando los recuerdos.
Cosas como despedirse de alguien a quien no volveremos a ver
con un “hasta luego”,
cosas tan estúpidas como llorar
cuando alguien ya está muerto.

Y es triste pero tiene estas cosas la vida,
cosas como soñar con gente que jamás conoceremos,
cosas como enamorarnos, como amar en secreto,
cosas como escribir un diario
y jamás volver a leerlo.

No puedo amarte. No puedes amarme.
¿Por qué la vida deja entonces que nos amemos?
Somos como el barco de vela
en un mar donde nunca soplará el viento.
Y acabaremos enamorándonos de otros,
encontrando incluso nuestro amor verdadero
y este amor solo lo recordarán
estos estúpidos versos.

Y no pasará nada. Tendremos hijos,
seremos felices allá donde acabemos.
Lo único es que jamás podremos amarnos
porque tiene estas cosas la vida. Y no hay remedio.

Anuncios

Un pensamiento en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s