Podría ponerme a contar
los días que nos quedan para vernos,
pero prefiero olvidarte y dejar
que pase el tiempo.

Podría hundirme y dejar que tus recuerdos
me impidan recordar
cómo era todo antes de conocernos,
pero prefiero olvidarte y comprender
que estás muy lejos.

Podría pararme a pensar que la vida
no es más que el proceso de irnos deshaciendo,
pero prefiero pensar que cada día
tengo la oportunidad de inventarme algo nuevo.

Podría volver al exacto lugar
donde te di el primer beso
y recordar aquellas cosas que tenías
y que me hacían ponerme tan contento,
pero prefiero pensar que, aunque muy pocos,
conseguí encontrarte algún defecto.

Podría seguir con la ilusión de que no encuentres trabajo
para que no tardáramos mucho en volver a vernos,
pero prefiero que lo encuentres pronto
para asumir cuanto antes que no te volveré a ver en mucho tiempo.

Podría incluso sentirme mal
por pensar todo esto,
pero sé que en el amor no es necesario
hacer siempre lo correcto.

Por eso, no te enfades. No te entristezcas
ni pienses que ya no te quiero.
Olvídame unos meses,
camufla mis recuerdos.
Verás como después de todo,
si volvemos a vernos
nos parecerá a los dos
que no ha pasado el tiempo.

Y nos habremos evitado
noches de silencio,
preocupaciones inútiles,
besos que no es verdad que lleguen al momento,
odiarnos sin motivo,
esperarnos los dos quietos,
creer que por querernos nuestras vidas siguen,
pero casi no poder vivir
porque nos queremos.

Olvidémonos ahora,
que si volvemos a vernos,
si volvemos a estar juntos,
ya habrá tiempo para que recordemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s