No son pruebas.
No es un examen que te hace mi corazón.
Son recuerdos
que me hacen dudar del amor.
No te comparo con otras.
Me comparo yo.
Y me empeño en que todo sea igual de malo,
pero contigo es mejor.
No son pruebas.
Perdóname, ¡por favor!
Es que no puedo creerme
que haber nacido tenga una explicación.

si el tiempo, en fin, tuviese potestad…

                                                               Felipe Benítez Reyes

No culpo al tiempo de
mi profunda tristeza.

Él se me ofreció
Yo no lo quise.

Él lo puso todo de su parte
mientras yo me hundía en el recuerdo.

¡Ah! El recuerdo
Todos éramos mejores antes

Si el tiempo no corriera tan deprisa
el pasado no se convertiría tan pronto en recuerdos.

No, no culpo al tiempo de
mi profunda tristeza.

No culpo al pasado de cristal
cuando el olvido lo rompe en añicos de recuerdos.

Culpo a la vida
que nos deja demasiado tiempo para recordar.

¿Será por fin ella la que viene
desde entonces cuando todo era distinto?
¿Será ella por fin?

¿Traerá ella el secreto
de todas esas noches
en las que algo me faltaba;
en lo que yo pensé que era morir?

¿Será ella la que tiene esa respuesta
que no he leído en tantos sitios?

¿Es ella
por la que tuve la desgracia
de tener que vivir?

Sí. Será ella.
Es ella por fin.