Arriesgaste demasiado.
No hacía falta que nadie te lo dijera.
Vendiste tu primavera
por un invierno enamorado.

No querías estar triste,
pero a nadie le perdona la tristeza.
Llorando me dijiste:
—Estoy harta de comerme la cabeza.

Tenlo por seguro:
no dejaré que te choques otra vez
con un muro.
Tenlo por seguro:
Yo estaré a tu lado siempre.
Te lo juro.

Aunque te pisaban,
tú seguías poniéndote debajo.
Tantas veces te tiraban
que levantarte ya no te costaba trabajo.

Despertaron el llanto
de tu cama de madrugada.
Tu almohada empapada
no podía aguantar tanto.

Tenlo por seguro:
no dejaré que te choques otra vez
con un muro.
Tenlo por seguro:
Yo estaré a tu lado siempre.
Te lo juro.

Y hoy estoy yo
cantándote esta simple canción
solo porque no aguanto
que una niña tan bonita
pueda llorar tanto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s