Tengo miles, miles, miles.
Tengo miles de versos a mis espaldas.
Versos que me acorralan.
Versos que me miran.
Versos que me estremecen.
Versos que me olvidan.
Versos que renacen.
Versos que me horripilan.

Tengo miles de versos a mis espaldas
y cientos de poesías.
Y todos se pueden encerrar
dentro de tus pupilas.

Anuncios

Un pensamiento en “

  1. Pingback: ¡Truco o retrato! | ¡Ahora no! Manual de lengua para ligar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s