¿Le debería decir:
«Oye, te seguí recordando.
No te creas que te olvidé al momento»?
¿Le debería decir:
«Sí, ahora estoy mucho mejor,
pero me costó incluso querer estar bien bastante tiempo»?
¿Le debería decir
que aprendí mucho con ella,
que quizá hasta esto se lo debo?
¿Debería decirle que ella tenía cosas buenas,
pero que ni yo ni aquellos años éramos los indicados para verlo?

O debería callarme y dejar
que la decepción siga borrando los recuerdos,
aceptar que el final fue muy triste
para tener una buena excusa que nos libre de tener que comprenderlo.

Le debería decir:
«Oye, estuvo muy bien.
Lástima que fueran tan distintos nuestros sueños.
Me habría encantado vivirlos contigo,
pero sé que juntos nunca habríamos llegado a ellos».

O tal vez debería callarme y asumir
que también ella, a pesar de todo, me olvidó hace tiempo.

Anuncios

¡Cómo te voy a olvidar!
Va a ser memorable.
Sí, trátame con desprecio,
con mucho desprecio,
que así será más épico mi olvido.

¡Cómo te voy a olvidar!
Tú sigue sin quererme,
que lo borraré todo
y no quedará huella de ti.

¡Cómo te voy a olvidar!
Voy a reventar recuerdos.
Desaparecerás completamente
y te arrebataré el papel de héroe
de mi vida.

¡Cómo te voy a olvidar!
Eso: ¿cómo te voy a olvidar?
Cómo te voy a olvidar
si ya debería haberlo hecho
y aún sigues.

A veces se me escapa
querer casarme contigo.
Y tú te asustas.

A veces se me escapa
amarte siempre.
Y tú te asustas.

A veces se me escapa
pensar que no me quieres.
Y tú te asustas.

Y por dentro se te escapa amor
que nunca estuvo,
creer que era verdad que yo existía.

Y te asustas porque el tiempo
me ha traído antes,
antes porque para ti
cualquier momento
habría sido antes,
cuando ya pensabas
que nadie jamás te asustaría
con palabras locas
que se le escaparan de la boca
como si fuera verdad
la vida.

Poemarios y libros completos

Estos son muchos de mis poemas, cuentos y demás narraciones, publicados aquí para sacarlos del polvoriento olvido que se acumula en mi cuarto:

Luego estamos los que preferimos imaginar (2015)

No es malo estar triste (2015)

La brutal esfera (que es la vida) (2015)

Entre una muerte que nace y una vida que muere (2015)

Lo que queda de 2007

Recorrer para llegar 2007

Canciones y otras tonterías

Sonetos

Poesías 2005

lo que escribió (o la banqueta)

post amorem (2004)

Vosotros que estáis ahí (2003)

agrias y tristes (2003)

el antiella (2003)

Dulce (2003)

Los ojos del mar me inundan

Pepe Frijuana

La magia de las luciérnagas (2002)

Dentrelasrosas (2002)

Cien lágrimas (2001)

Antología (1996-2007) (con algunos versos elegidos por mí, seguramente no los mejores, escritos entre los 11 y los 22 años)

Tengo miles, miles, miles.
Tengo miles de versos a mis espaldas.
Versos que me acorralan.
Versos que me miran.
Versos que me estremecen.
Versos que me olvidan.
Versos que renacen.
Versos que me horripilan.

Tengo miles de versos a mis espaldas
y cientos de poesías.
Y todos se pueden encerrar
dentro de tus pupilas.