Seguiremos juntos, pues,
que al final todos nos parecemos.
Serán distintas las hormonas,
pero es fácil
afinar cualquier instrumento.

No importa que cada uno tenga el suyo,
siempre es mejor
si se comparte el peso.

Cuando estemos bien
reiremos juntos
y cuando estemos mal
nos besaremos.

Prometo por primera vez
no estropearlo todo
con mis razonables sentimientos.
Prometo dejarme querer.
Prometo hablar también despierto.

Seguiremos juntos, pues,
¿para qué seguir buscando
lo que ya tenemos,
lo que no puede ser mejor
porque es perfecto?

No importa que se marchiten
los adjetivos con el tiempo.

No importa que los adjetivos
no tengan sentido
en una esfera donde todos al final
nos parecemos,
en la que no hay nada mejor
que estar contigo
porque contigo
es menos triste tener miedo,
en la que todos sois iguales
pero tú eres distinta de ellos.
Una esfera
en la que no hacen falta adjetivos,
en la que basta un pronombre y un verbo.

Seguiremos juntos, pues.
Juntos, pues, seguiremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s