Así que esto era:
amar no tenía por qué doler,
simplemente fue que aquellas
no me llegaron a querer.
Así que no importaba cometer errores,
no importaba no estar siempre bien,
no era que mis tonterías
nos hicieran retroceder.
Era eso. Era simplemente
que a aquellas les gustaba, pero no me llegaron a querer.
Era eso. Ahora lo sé.
Ahora que tú has llegado
y mis defectos
no son excusas para retroceder.
Ahora que me quieres de verdad.
Ahora que hasta lo malo está bien.
Era eso.
Ahora es muy fácil de ver.
Ahora que ya solo me preocupa
que a ti tampoco te duela, como a mí entonces, querer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s